20849 Hacienda Blvd
Calif. City CA 93505

Orden de Servicios

Martes - Oración Y Estudio 7:00 p.m.

Viernes - Estudio Biblico 7:15 p.m.

Domingo - Alabanza Y Adoración
3:00 p.m.







TEMÁTICA: LA PALABRA ES PERMANENTE

1 Juan 2:14

INTRODUCCIÓN

Permanecer denota la duración constante, que dura sin modificación, lo contrario a lo permanente es lo intermitente o inestable; O sea que mientras un creyente se encuentra sin modificación alguna dentro de la Palabra de Dios esta siendo permanente en la búsqueda de Dios, nótese que no sé esta hablando de salvación 1 Pedro 1:23 El problema radica en el hombre puesto que la Palabra permanece para siempre, mientras que el hombre depende de muchas condiciones.


DESARROLLO

Vamos a estudiar en este tema que para poder hablar de la permanencia es imprescindible tocar el concepto de la simiente incorruptible. Cuando se habla de simiente se relaciona con esperma, que significa semilla, al mezclar simiente con incorruptible indudablemente que estamos relacionándonos a una obra de Dios, Juan 1:13


  1. LA SIMIENTE INCORRUPTIBLE
    Sin temor a equivocarnos la promesa dada a Abraham fue de una simiente incorruptible pero si la relacionamos con la raza que comúnmente conocemos es corruptible desde cualquier punto que la veamos. Bueno, entonces la tenemos que relacionar con algo eterno, viendo el concepto que encontramos en los dos versos mencionados anteriormente sin duda que Dios estaba dándole a Abraham una promesa sobre la base de su Palabra, que es la única manera de nacer para siempre mediante la voluntad de Dios a través de ella que permanece para siempre. 1 Pedro 1:23 ; Juan 1:13 ; Juan 3:3 En este caso la Palabra viene a ser el esperma del cielo, que genera nacimientos de arriba o para siempre.

  2. LA CONDICIONES DEL HOMBRE
    Entendemos que la Palabra es permanente, pero el hombre en la adaptación a la Palabra depende muchas veces de su situación almatica o estado material y emocional para corresponderle a Dios, Eclesiastés 5:12-14 ; Lucas 18:18 Encontramos también otras condiciones que influyen para que no permanezcamos en su Palabra: La ansiedad, la ambición, el trabajo, el sexo, el cónyuge etc. Lo podemos ver bien definido en la parábola de la gran cena. Lucas 14:15-24

  3. PALABRA PARA TODOS LOS NIVELES
    El conocimiento y la fortaleza tienen que prevalecer en nosotros para que la Palabra del Señor permanezca en nosotros y así poder vencer al enemigo. Para que nuestros hijos permanezcan es necesario la comunicación en el hogar (que se ha perdido por el entretenimiento de este mundo, juegos, televisión, computadora, etc.) y transmitir la experiencia que hemos visto, oído y palpado acerca de nuestro Dios. 1 Juan 1:1

CONCLUSIÓN

No podemos hablar de una próxima generación porque no existe para nosotros, pero si podemos influir en la nueva generación que es de una simiente incorruptible a través de nuestras experiencias y vivencias en el Evangelio de Cristo. Galatas 1:11-12