20849 Hacienda Blvd
Calif. City CA 93505

Orden de Servicios

Martes - Oración Y Estudio 7:00 p.m.

Viernes - Estudio Biblico 7:15 p.m.

Domingo - Alabanza Y Adoración
3:00 p.m.







TEMÁTICA: LA PALABRA ES ETERNA

1 Pedro 1:25

INTRODUCCIÓN

Todo lo que existe a nuestro alrededor es pasajero inclusive todo ser humano que no ha tenido un encuentro con el Señor también esta limitado a vivir una vida en la cual nace, crece se reproduce y muere como cualquier especie viviente en la tierra. El hombre nace y ya estaba la Palabra de Dios, crece y la Palabra continua como al principio, se reproduce y la Palabra sigue vigente y el hombre muere y la Palabra sigue permaneciendo para siempre. Isaías 40:8


DESARROLLO

El pan material en poco es provechoso, pero es vital para la vida terrenal, si no comemos nos morimos irremediablemente, el mismo Señor le dijo a su pueblo que existe un pan que hace que el hombre viva momentáneamente, pero también les dijo que había un pan que da vida eterna refiriéndose a su Palabra. Deuteronomio 8:3 definiremos algunos conceptos que aclararan nuestra definición de la palabra "eternidad"


  1. EL CONCEPTO ETERNO
    Del vocablo griego aidios, que quiere decir siempre duradero, esta palabra expresa la negación de un fin, y se usa especialmente cuando se habla de algo en el futuro; se usa en personas y cosas que por su misma naturaleza son sin fin, por ejemplo: Dios, su Poder, su Gloria, el Espíritu Santo, la redención efectuada por Cristo, la salvación de los hombres, el futuro gobierno, la vida que reciben aquellos que creen en Cristo de los cuales ha dicho que nunca perecerán. Y todo esto que hemos visto por supuesto a sido expuesto a los hombres por medio de su Palabra que permanece para siempre. Marcos 13:31 ; Juan 5:34 ; Juan 6:68 ; Juan 12:49-50 Las consecuencias de no creer en la palabra que es eterna también son duraderas y para siempre (el infierno).

  2. LA ETERNIDAD EN EL HOMBRE
    Cuando estudiamos o leemos la Palabra de Dios conlleva una entrega de tiempo y dedicación, pero ese es uno de los propósitos de Dios para nuestras vidas que nos mantengamos ocupados en escudriñar su Palabra; solo por medio el acumulamiento de su Palabra va a llenar nuestro corazón de la eternidad de Dios. No solo de pan vive el hombre sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. Eclesiastés 3:10-11 ; Jeremías 31:33 ; Salmos 119:10-13

  3. LA DISPOSICIÓN DEL BUEN VASO
    La responsabilidad de todo discípulo del Señor es predicar su Evangelio para que en esos corazones puedan depositarse palabras que los conduzcan a la vida eterna. Es necesaria la predicación para que permanezca su Palabra en el corazón de todos aquellos que estén dispuestos a que esa Palabra permanezca en ellos. 1 Juan 1:2-5 ; Hebreos 6:4-5 ; Romanos 10:14-15

CONCLUSIÓN

Cuando le permitimos al Señor escribir su Palabra en nuestros corazones y depositarla en nuestras mentes estamos formando parte de un pueblo que estará con El por toda la eternidad, aunque no lo alcancemos a comprender a plenitud en nuestras mentes.