20849 Hacienda Blvd
Calif. City CA 93505

Orden de Servicios

Martes - Oración Y Estudio 7:00 p.m.

Viernes - Estudio Biblico 7:15 p.m.

Domingo - Alabanza Y Adoración
3:00 p.m.







TEMÁTICA: LA PALABRA COMO MARTILLO

Jeremías 5:20 ; Jeremías 23:29

INTRODUCCIÓN

El martillo es una herramienta que es usada para dar forma o moldear materiales que usualmente son de naturaleza dura o no fácil de darle diferentes formas, pero la Palabra nos enseña que los estatutos y enseñanzas de Dios son como el martillo que moldea al corazón del hombre haciéndolo a la forma que Dios quiere darnos. Salmo 119:12-16
La palabra como martillo produce cambios en nosotros, nuestro corazón de piedra lo moldea para que llegue a ser un corazón sencillo y humilde. Ezequiel 11:19


DESARROLLO

Una de las operaciones del martillo es forjar. Y forjar es: formar moldear, golpear, crear y concebir.


  1. EL MARTILLO DEL ENEMIGO
    Babilonia: con este nombre se le conoce a la cede de las operaciones malignas y abominaciones en contra de Dios, se le conoce también por su corrupción e idolatría (el mundo), esta clase de potestades es conocida como el martillo del diablo, con esta clase de instrumento él forma a sus prosélitos (inconversos). Jeremías 50:23

  2. EL MARTILLO DE DIOS
    El martillo de Dios es su Palabra con la cual él quebranta los corazones en el yunque (la iglesia), estamos siendo moldeados o formadazos para tomar parte del verdadero templo de Dios, en donde no se oirá ningún martillazo. Isaías 41:7 ; Jeremías 23:19
    El martillo quebranta la roca o cualquier material de construcción. Él usa a sus hijos como portadores de ese martillo para quebrantar reinos, potestades y autoridades de los aires. También quebrantará hombres, mujeres, jóvenes, viejos y toda especie humana para traerlos a arrepentimiento. Jeremías 51:20-23

  3. EL PROPÓSITO DE LA PALABRA
    El propósito final de nuestro Padre es que cuando lleguemos a nuestra nueva Jerusalén no haya necesidad de ningún martillazo. Eso nos exhorta a que nos dejemos moldear aquí por medio de la obediencia y el sometimiento a las autoridades que Él nos ha dejado para llevarnos sin defecto y podamos ser ensamblados en aquel día sin ningún forzamiento o golpe. En aquel templo no habrá ninguna pieza defectuosa. 1 Reyes 6:7
    Aquí en esta ensambladura hubo diferentes clases de materiales: madera, plata, oro, bronze, etc. Edifiquemos con el mejor material.

CONCLUSIÓN

La construcción de este templo tiene que ser edificado por nuestro arquitecto e ingeniero que tiene los planos para la obra que se presentará a sí mismo. Salmos 127:1
Dejemos que Él edifique porque lo que El no edifica será probado con su plomada, y por consiguiente destruida, no hagamos edificios con conocimientos humanos. Amos 7:7-9