20849 Hacienda Blvd
Calif. City CA 93505

Orden de Servicios

Martes - Oración Y Estudio 7:00 p.m.

Viernes - Estudio Biblico 7:15 p.m.

Domingo - Alabanza Y Adoración
3:00 p.m.







TEMÁTICA: LA PALABRA COMO LAMPARA

2 Samuel 22:29

INTRODUCCIÓN

En los tiempos antiguos las lámparas no eran como las conocemos hoy en día, pues estas eran construidas de recipientes hondos que contenían aceite que era lo que hacia arder la lámpara. A las lámparas de ese entonces había que darles un mantenimiento muy cuidadoso. No hay ninguna mención de candela o vela en el original, ni en el nuevo ni viejo testamento. La figura de aquello que se alimenta de su propia sustancia para dar su luz seria totalmente inapropiada, pero una lámpara es alimentada por aceite, que es la figura del Espíritu Santo. Mateo 25:3


DESARROLLO

  1. LA PROCEDENCIA DE LA LUZ
    La Luz que produce la lámpara es la palabra de Dios, pero debemos de entender que la luz producida en la lámpara es el producto de la circulación del aceite a través de la lámpara, el aceite es la figura del Espíritu Santo. Cuanto más aceite tenga la lámpara mas distancia recorreremos con la ventaja de la luz. Mateo 25:1-5
    INSENSATO = desatinado, disparatado, contradictorio, incoherente, tonto, etc.
    PRUDENTE = juicioso, cuerdo, precavido, equilibrado, formal, serio, maduro, etc.

  2. LA LUZ DE LAS TINIEBLAS
    Parece contradictorio este termino, pero a veces sabemos mucha Palabra y nuestra vida refleja lo contrario. Es necesario que examinemos la Palabra que hay en nosotros puede que sea el reflejo de tinieblas. No todo lo que brilla es oro. Mateo 6:23 ; Lucas 11:35-36

  3. LA PENETRACIÓN DE LAS TINIEBLAS
    Dependiendo de qué vemos y cuales son nuestros hábitos así descubriremos la puerta para las tinieblas de nuestro cuerpo. El ojo es la lámpara del cuerpo, este miembro juega un papel muy importante en el desarrollo de la vida espiritual del creyente. Conociendo la condición de nuestros ojos conoceremos la condición de nuestro ser interno. Mateo 6:22 Los ojos del hombre nunca se satisfacen siempre conducen a la destrucción y depravación. Proverbios 27:20 ; Eclesiastés 1:8 Cuando recibimos la vida para nuestro espíritu es cuando la lámpara de Jehová se enciende dentro de nosotros, y escudriña nuestro corazón. Proverbios 20:27

  4. LA BIBLIA ABIERTA
    Nosotros somos las lámparas puestas en lugares altos para testimonio del mundo que tiene que ver la luz (la palabra) hacerse realidad en nosotros. La posición del que tiene la lámpara es en alto (posición dada por Dios). Lucas 12:35-36 ; Mateo 5:14-16

CONCLUSIÓN

La lámpara de Dios es su Palabra, y tiene que alumbrar nuestro camino, un hombre sin lámpara es un hombre caminando en la oscuridad del mundo. Para que la Palabra sea lámpara a nuestros pies es necesario que primero haya entrado en nuestro ser a través del oído y distribuida en todo nuestro cuerpo.