20849 Hacienda Blvd
Calif. City CA 93505

Orden de Servicios

Martes - Oración Y Estudio 7:00 p.m.

Viernes - Estudio Biblico 7:15 p.m.

Domingo - Alabanza Y Adoración
3:00 p.m.


Conociendo al Pastor

Vídeos

Acoplamientos útiles

asociacion de cristo miel logo

Constitución

Contenido

ARTICULO I. – Iglesias de Cristo, constituidas en Asociación Ministerial MIEL, del área de California USA, fundada bajo la visión ministerial del Apóstol del Señor Othoniel Ríos Paredes, para el mejor desarrollo de las actividades espirituales y el buen cumplimiento en la comisión de proclamar el evangelio de Jesucristo por todo el mundo.

ARTICULO II. - Las Iglesias de Cristo constituidas en la Asociación no persiguen ningún fin lucrativo, por lo tanto son independientes bajo el nombre de organizaciones no lucrativas, lo que hace de la Asociación una organización no lucrativa.

ARTICULO III. – La Asociación reconoce y sostiene el principio de sujeción a otras autoridades, bajo él vinculo del amor de Dios y la relación con otras Asociaciones afines a la visión de Cristo; Relación que se regirá mediante convenios y acuerdos con las autoridades de las Iglesias afiliadas a las demás organizaciones.

ARTICULO IV. – Los representantes (ministros) de las Iglesias en la Asociación no deliberaran, ni gobernaran, sino por medio de sus representantes las autoridades creadas para tal efecto. (El Presbiterio).

DERECHOS Y DEBERES FUNDAMENTALES DE LAS IGLESIAS AFILIADAS

ARTICULO V. – No se reconoce ningún Presbiterio sin el pleno consentimiento de las Iglesias que conforman la Asociación.

ARTICULO VI. – Toda Iglesia tiene personalidad jurídica independiente de la Asociación respecto a las leyes del estado donde se encuentra, procurando tener una regla su condición de organización no lucrativa y con la libertad de funcionamiento y garantías reconocidas por esta constitución.

ARTICULO VII. – Toda Iglesia asociada tiene la libertad de ejercicio en sus programas locales sin distinción alguna en cuanto a evangelismo, programas radiales, televisión, Internet, prensa escrita y/o reunirse con los propósitos relacionados al reino de Dios.

Toda Iglesia tiene el derecho de un libre ejercicio conforme a las normas estipuladas por esta constitución y la Doctrina dejada por nuestro Señor Jesucristo y sus apóstoles a:

1. Instruir a sus miembros en la sana doctrina.
2. Recibir instrucción en lo relacionado al trabajo del reino de Dios.
3. Ingresar, permanecer, trabajar, y salir de la Asociación.
4. Presentar peticiones en el ámbito individual y colectivo.
5. Satisfacer las necesidades de infraestructura de la congregación.

regresar al principio

ARTICULO VIII. – Toda Iglesia tiene los siguientes deberes fundamentales:

1. Actuar y cumplir con lo estipulado en esta Constitución.
2. Trabajar según su capacidad y posibilidad para el reino de Dios y del Señor Jesucristo.
3. Contribuir de acuerdo a lo estipulado por la Asociación, quienes consideran su capacidad económica, para el funcionamiento y sostenimiento de esta asociación.
4. Asistir a las necesidades de los miembros de su congregación cuando se hallen en situación de enfermedad, miseria y desamparo.
5. Prestar servicios a la asociación, cuando se requiere para el desarrollo y conservación de la misma.
6. Cooperar con las autoridades de la Asociación en caso de una intervención, por cuestiones que mellen la integridad del ministerio o de la congregación.
7. Reunirse periódicamente por lo menos una vez al mes, con los miembros de la asociación para la coordinación del trabajo e información de otras áreas de la misma.
8. Respetar las áreas designadas a cada Iglesia a la asociación se identificaran públicamente con él logo en vigencia de la asociación, aunque jurídicamente mantendrán el nombre registrado de su corporación.

GARANTÍAS DE LA S IGLESIAS

ARTICULO IX. – Ninguna Iglesia puede ser expulsada de la Asociación, sino en los casos y según las formas establecidas por la Constitución; requiriendo en tal caso el acuerdo de la mayoría de los integrantes de la Asociación y declarado por escrito.

ARTICULO X. – Toda Iglesia o ministerio responsable de la misma que sea hallado “Infragante” en la violación de las normas estipuladas por esta Constitución será objeto de ser conducido ante las autoridades competentes. Presbiterio, quienes en acuerdo con los miembros de la Asociación declararan un veredicto.

ARTICULO XI. – Se presume la inocencia del encausado mientras se pruebe lo contrario.

ARTICULO XII. – La iglesia demandada, o el ministerio responsable será citado a objeto de que preste información actual del hecho denunciado en el plazo de 48 horas.

ARTICULO XIII. – La iglesia que creyere estar indebida o ilegalmente procesada para su alejamiento de la Asociación podrá recurrir por sí misma a las autoridades correspondientes a su apelación.

ARTICULO XIV. – Nadie puede ser juzgado por comisiones especiales o sometidos a otros jueces que no hayan sido designados por la Asociación.

ARTICULO XV. – Las determinaciones con la decisión final serán ejecutadas inmediatamente en la Asociación por la autoridad designada para tal instancia.

ARTICULO XVI. – La apertura de nuevas Iglesias en el sur de California y otros lugares del mundo esta determinada el previo consenso de los ministerios ya establecidos.

ARTICULO XVII. – Se respetara el área geográfica de ubicación de cada Iglesia, informada a los miembros de cada área de trabajo; no sé deberá solicitar la asistencia de otros miembros ya congregados en las Iglesias de la Asociación.

regresar al principio

ARTICULO XVIII. – Las iglesias incorporadas a la Asociación en su normal desarrollo, para abrir una nueva obra llenaran una solicitud de petición al Presbiterio en turno.

ARTICULO XIX. – Las nuevas obras se regirán bajo este precepto para su mejor comprensión en la labor de expansión del reino.

a. Los discipulados en casas no llevan proyección a Iglesia.
b. Se toma al campo misionero potencialmente a proyectarse a ser Iglesia.
c. Se considerara el cambio de nombre de campo misionero a Iglesia cuando este formado por 30 personas mayores de 16 años.

ARTICULO XX. – Las Iglesias son consideradas semi.-autónomas en sus aspectos contables. El Presbiterio supervisara este aspecto solo con la finalidad de ver que este al día sin dirigirse a una auditoria directa.

ARTICULO XXI. – La auditoria directa se realizara en ser el caso necesario y por petición del liderazgo de la iglesia local.

ARTICULO XXII. – Solo los miembros de la Asociación tienen la facultad de proponer el cambio, la enmienda o la inclusión de estatutos de la constitución que rige a esta Asociación.

ARTICULO XXIII. – Son declarados nulos los actos que usurpen las funciones que no les corresponden a los miembros del Presbiterio y la Asociación.

DE LAS MISIONES

ARTÍCULOS XXIV. – Todas las obras de los campos misioneros serán centralizadas en el departamento de Misiones.

ARTICULO XXV. La visión del campo misionero es establecer una Iglesia local en el área, el del discipulado es netamente adoctrinar, al cuerpo de Cristo.

regresar al principio

DE LA MEMBRESÍA

ARTICULO XXVI. – Son considerados miembros todas las Iglesias que por intermedio de sus representes (ministros) estén legalmente establecidos como tales en el estado de la unión y que hayan pedido por escrito su vinculación al trabajo mancomunado de la asociación.

ARTICULO XXVII. – Las Iglesias que hayan sometido su petición y que estén fuera del área y quieren sumarse al trabajo de la Asociación, también lo harán por escrito requiriendo lo siguiente.

a. Testimonio personal escrito.
b. Testimonio de la iglesia, como fue fundada.
c. Tres referencias de pastores que lo conocen, y estén activos en su ministerio.

ARTICULO XVIII. – Los miembros del Presbiterio en turno serán los supervisores que darán su visto bueno para poner en consideración a los miembros de la asociación incorporación de los nuevos miembros.

ARTICULO XXIX. – Será declarada nula la membresía de la Iglesia que no participa con el apoyo económico por tres meses consecutivos.

ARTICULO XXX. – Se entiende como separación voluntaria de la Asociación a los miembros que no participan de las actividades generales de la Asociación, como también la inasistencia a las reuniones por seis consecutivas ocasiones.

ARTICULO XXXI. – La permanencia de los miembros es de carácter voluntario teniendo la base del principio de la sujeción voluntaria por amor.

ARTICULO XXXII. – La iglesia que quiere ser miembro de la Asociación presentara por escrito la descripción de las intenciones de su trabajo, esperando su aprobación en la reunión de los miembros del Presbiterio.

regresar al principio

ARTICULO XXXIII. – la Iglesia o Pastor que entre en lineamientos doctrinales, ajenos a la fe de Jesucristo y atente en contra del evangelio de Dios; después de tres exhortaciones será separado inmediatamente.

LAS AUTORIDADES ECLESIÁSTICAS

ARTICULO XXXIV. – Se reconoce la autoridad ministerial de los apóstoles legítimamente establecidos entre los miembros de la iglesia de Cristo, por el Señor Jesucristo y confirmado por el Espíritu Santo, y como colaboradores en el trabajo del Presbiterio. Desarrollo para el funcionamiento del cuerpo de Cristo.

ARTICULO XXXV. – La autoridad y voz oficial de la Asociación Ministerial MIEL de California es El Presbiterio.

ARTICULO XXXVI. – La Directiva de los miembros de la Asociación esta compuesta por un coordinador, un tesorero, un secretario y dos vocales. El presbiterio esta compuesto por siete Presbíteros.

ARTICULO XXXVII. – En cuanto al tiempo de duración del presbiterio esto dependerá de la labor que desempeñe en el mismo.

ARTICULO XXXVIII. – El presbiterio presentara un informe de los logros alcanzados y del manejo económico de los fondos anuales de la Asociación.

ARTICULO XXXIX. – Los miembros del presbiterio o un presbítero por la Asociación no recibirán miembros a titulo personal, ni dispondrán la separación de algún miembro o unir trabajo con otras Asociaciones sin la aprobación del Presbiterio en general en pleno y la Asociación.

ARTICULO XL. – Queda prohibido todo tipo de coacción y abuso de autoridad bajo pena de destitución inmediata y sin descartar las sanciones a que se hagan merecedores quienes la aplicaren, ordenaren, instigaren o consintieren.

ARTICULO XLI. – La violación de las normas morales establecidos por la doctrina cristiana por un miembro del Presbiterio dará lugar a cesar inmediatamente de sus funciones, acción que se establecerá buscando la restauración del mismo y previa comprobación del hecho en presencia de testigos como indica la palabra.

ARTICULO XLII. – El Coordinador del presbiterio es el moderador de las reuniones de la Asociación, quien también esta facultado a vetar en una decisión del Presbiterio que vaya en perjuicio de la Asociación.

ARTICULO XLIII. – La labor supervisora de los miembros del Presbiterio es esencialmente en el área doctrinal y velar la armonía en la relación dentro de las congregaciones afiliadas.

ARTICULO XLIV. – Las comisiones de trabajo de la Asociación son designadas por el Presbiterio participando en ello los miembros de la Asociación.

regresar al principio

ARTICULO XLV. – Se considera la posibilidad de poder llegar a la instauración de un presbiterio ministerial entre las Asociaciones que confraternizan con Miel USA teniendo en mente el trabajo en el ámbito internacional a realizar; donde serán las directivas de las mismas quienes conformen este presbiterio global.

RELACIONES ENTRE LOS MIEMBROS DE LAS IGLESIAS.

ARTICULO XLVI. - En cuanto al traslado de los miembros de las Iglesias se establece por ética ministerial que al miembro saliente se lo otorgue una carta de informe por el pastor.

ARTICULO XLVII. – Se considerara tres meses de espera antes de poner a servir al nuevo miembro que se haya trasladado, sin que haya sido su traslado producto de un problema en la anterior congregación.

ARTICULO XLIII. – De los problemas Pastor- miembro se comunicara al Presbiterio del mismo, quienes determinara en ultima instancia el tiempo de espera para el servicio en la nueva congregación.

ARTICULO XLIX.- Los informes de los problemas que aquejan alas Iglesias que no sean reportadas por escrito en el lapso de los primeros treinta días, no serán aceptados como parte de un antecedente en el futuro.

ARTICULO L. – No se aceptara ningún informe personal en contra de un miembro del Presbiterio como un informe oficial, sino que el mismo debe ser echo al presbiterio en pleno y por escrito.

DISPOSICIONES REGLAMENTARIAS EN LA ASOCIACIÓN.

ARTICULO LI. – Toda determinación en cuanto a la alteración, enmienda o cambio de los presentes artículos, será sometida al presbiterio y la Asociación.

ARTICULO LII. - Para someter el cambio, adición o enmienda de la Constitución debe ser hecha por escrito posteriormente votada entre los miembros para su ejecución.

ARTICULO LIII. – Toda noción enmienda o alteración a esta Constitución no tiene carácter retroactivo.

regresar al principio